En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Si me río de mi sombra como no lo voy hacer de lo que me asombra

26 de febrero de 2015

El cofre

                                
                                   El cofre

Me han regalado un cofre muy especial, dos llaves tiene una para abrir y otra para cerrar, una sirena que en el mar me encontré cuando aprendía a nadar.

 

Ella conociéndome como me conoce de otras veces que a su lado en las profundidades del mar solía escudriñar para ver los bancos de coral. 

Sabía muy bien mi sirenita, que yo ese cofre con mucho   cariño lo guardaría, lo primero que en ese cofre guardé fue unos cuantos suspiros y unas hermosas palabras que no entendí bien, pero si el sonido parecía una música que te trasladaba al edén.

 


He guardado en el cofre los sentimientos tristes y hablados que los vientos a mis oídos han transportado. 

He guardado lloros y alegrías algunos con palabras que gemían, he guardado desilusiones comentadas e ilusiones realizadas.

 
   En ese cofre tan especial todo lo que desees puedes guardar, no me 
  dijo mi sirenita que la llave de abrir estaba defectuosa y una vez      dentro del cofre no te deja airear o nada de él sacar.
 

20 de febrero de 2015

El Duende Crítico




 ¿Qué hace un riojano en Madrid? pues venirse con
un cuaderno y un lápiz en la mano para anotar todo lo que la capital suele pasar, y contárselo a sus paisanos primero en el bar.
                             

En la radio después, para que le digan que buen
estudiante que el riojano es, que no deja una pasar.

Este chico promete dicen sus amigos y pronto lo veremos el mejor del mundo. Saltando el concejal de cultura nooo, el mejor de "uropa " que os creéis que yo no sé de esto de la escribanía cuando ya mi abuela de estas cosas me instruía.


El Duende Crítico ya es contrastado periodista, por lo que Madrid ya no está y se nos ha perdido la pista

 


Así que los vinitos tendrán que esperar, hasta que él se quiera Presentar.