En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Si me río de mi sombra como no lo voy hacer de lo que me asombra

27 de julio de 2014

Esa calle llena de literatos es buena para pasear un rato


Esas calles las cuales atesoran tanto literato
 

 
seria un pecado dejarlas solas.   

Mis huesos fueron a parar a ese centro cultural donde Sara varas vuelve actuar, dejando al publico entusiasmado una vez más

 


Con gran sorpresa y una mayor satisfacción un vuelco me dio el corazón,¡Allí!  Estaba confundido con todo el público, el ansioso y deseando que la función comenzara para ver por fin a Sara varas
 
        No dudamos ni un momento en dos zancadas a mi altura llegó tampoco me habló en un abrazo nos fundimos los dos. 

El no podía dejar de mirarme ni un instante con esa vista tan penetrante nuestros ojos parecían dos resplandecientes focos de esos que desprenden una luz cegadora. 

Se me agolpan los pensamientos bullen como un manantial al que no se le puede secar. ¡Era él, el  mejor! 

El me quiso enseñar  el arte de al publico encandilar trabajo le costó que yo aprendiera ese bello arte de cantar cuentos,
 
trolas y mentiras, para que los lugareños se las crean y una bellas historias vivan,y por fin aburrido me dejó como un caso perdido.

 

20 de julio de 2014

Veraneando que es gerundio




Este es un año que me toca disfrutar, son muchos los niños que en la playa están.

Sus mamás parece que a los niños en el deporte los quieren iniciar.
 

Así que raqueta en ristre a la pelotita la empiezan a maltratar, ella la pelotita se revela marchándose directa al mar o la arena.

 


Yo atento, rápido me agacho y a la pobre pelotita la dejo por momentos en mi bolsillo descansar, las mamás y los niños se quedan hartos sorprendidos algunos de la sorpresa se les ponen los ojos encendidos, la lengua se le s traba, y no saben articular ninguna palabra, él papá expectante, una gran sonrisa aparece con la situación de su

Hijo en su semblante.

No le parece bien intervenir esperando con calma que su hijo e hija aprendan a reclamar, y no dejarse por nadie avasallar.
 
Algunos padres se les abre la vena que tenían escondida de ser unos buenos creadores pensando en grandes castillos y verdaderas mansiones.
 

 Así a sus hijos los empiezan a iniciar, en eso de construir y no derribar
.